WiMAX podria freirte el cerebro?

Meses atrás con mucha publicidad, propaganda, “magnificas” y
casas de cristal y otras cosas, salio como promocion el nuevo servicio de internet
inalambrico WIMAX de la compañía de telefonía celular
VIVA.
Si mas no recuerdo ya ENTEL y AXS ofrecian el servicio de WIMAX.

Navegando por internet averiguando un poco mas sobre esta tecnologia, encontre
varios articulos interesantes, sugiriendo que WIMAX  puede ser nocivo
para el ser humano, en particular para el cerebro.

A continuacion extracto de los
articulos mencionados:

La sección de cartas al director del London Times está siendo
referencia para el debate sobre los supuestos riesgos que las redes inalámbricas
plantean a la humanidad.


Ya informamos de
que algunos colegios han prohibido el uso de estas redes por miedo a riesgos
en la salud.
Hoy, por ejemplo, el presidente de la Universidad Lakeland en Ontario, mantiene
que su campus ha prescindido de las redes WiFi por la evidencia de las implicaciones
fisiológicas y de comportamiento.

Fred Gilbert, el presidente de la universidad, dijo que 31 científicos
habían firmado la Resolución
Benevento
en la que se recomienda el uso de estrategias de precaución
con los sistemas inalámbricos.

Según este artículo en Treehugger,
Gilbert cree que los campos electromagnéticos podrían afectar más
a los jóvenes que a los mayores. Los campos EMF tendrían así la
misma historia que el tabaco o el asbesto (amianto), que demostraron ser muy
peligrosos mucho tiempo después de ser utilizados a gran escala.

La Resolución Benevento afirma que las autoridades deben designar áreas
de conexión gratuita wi-fi en ciudades, escuelas, hospitales y en zonas
de transporte público.

Los vendedores de sistemas WiFi y los promotores de WiFi y WiMAX han permanecido
en silencio al respecto por el momento.
Pero el directivo Sean Maloney de Intel le comunicó a The INQ el año
pasado que no hay evidencias de que las transmisiones inalámbricas tengan
efectos nocivos para
la salud.
(*1)

La asignatura
pendiente es la seguridad. Aunque todavía no se ha comprobado
del todo el efecto de las redes inalámbricas sobre el cuerpo
humano
,
su proliferación ha sufrido un crecimiento exponencial en los últimos
tiempos, inquietando a los grupos ecologistas más alarmistas que piden
la vuelta a los cables.

Las radiaciones de los puntos de acceso WiFi y WiMAX son constantes y -de acuerdo
con algunos investigadores- afectan los ritmos biológicos causando
que el cerebro reduzca la producción de melatonina, una sustancia antienvejecimiento
que, entre otras funciones, es anticancerígena. Según los partidarios
de la vuelta a los cables, la consecuencia del abuso de las señales radioeléctricas
es la aparición de insomnio, estrés, fatiga crónica o incluso
cáncer en personas con predisposición a esta enfermedad.
Sin embargo, aunque todavía no está demostrado que haya evidencia
de que los campos de radiofrecuencia puedan producir cáncer o alguno
de estos síntomas, organismos internacionales, como la Comisión
Europea, han fijado los límites de radiación máxima que
pueden emitir los dispositivos de este tipo.
(*2)

Fuente:

(*1) http://www.theinquirer.es/2006/11/23/wimax_podria_freirte_el_cerebr.html

(*2) http://www.casainteractiva.es/comunicaciones/2008/07/04/

Articulos relacionados:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Busqueda en el sitio
Advertisment ad adsense adlogger