?Qui?n hereda las cuentas de correo electr?nico cuando fallece un internauta?

En Internet se han habilitado diversos servicios
de mensajer?a para avisar de la muerte de un usuario a sus contactos y anular
sus cuentas

?Qu? ocurre con las cuentas de correo electr?nico y los servicios a los que estaba inscrita una persona que fallece? ?Pueden los familiares acceder a esas cuentas y a las contrase?as de estos servicios? Cuando alguien fenece, normalmente toda su actividad social desaparece. Sin embargo, desde la llegada de Internet y la proliferaci?n de las redes sociales, la desaparici?n de las personas es relativa. Normalmente, si disponen de un blog en una plataforma gratuita, ?ste
sigue activo a menos que los familiares del fallecido decidan borrarlo, si
es que se lo permiten los jueces. Y lo mismo ocurre con numerosos servicios.

 

 

 

En 2005, un juez de Estados Unidos
le dio la raz?n a la familia de un militar fallecido en Irak que manten?a un conflicto con Yahoo! Los padres quer?an permiso para acceder a la cuenta de correo electr?nico del militar con el fin de poder recuperar sus ?ltimos mensajes y fotograf?as almacenadas. Sin embargo, el servidor de Internet dependiente de Yahoo! se neg? a facilitar las claves de acceso aduciendo que su pol?tica de privacidad no se lo permit?a.

Por otro lado, si en 90 d?as un usuario de Yahoo! no accede a su cuenta de correo, la cuenta se elimina de forma autom?tica, por lo que el caso era cada m?s dram?tico. La familia del soldado recurri? a los tribunales y finalmente un juez dictamin? que los padres ten?an derecho a leer los mensajes electr?nicos
de su hijo.

En Espa?a, cuando una persona fallece sus documentos y cartas pasan a sus herederos. Seg?n los expertos consultados por CONSUMER EROSKI, en el caso del correo electr?nico pasa lo mismo, por lo que no habr?a problemas para que los familiares del fallecido solicitaran el acceso. Sin embargo, muchas veces es imposible conocer todas las cuentas y servicios “online” que
utilizaba el usuario para poder acceder a ellos.

Avisos “post-mortem”

Recientemente han aparecido en la
Red diversos servicios para ser utilizados despu?s de la muerte de un internauta. Los m?s conocidos y usados son aquellos encargados de enviar un mensaje electr?nico
de aviso a los contactos tras el fallecimiento. Por ejemplo, Post Expression es
un servicio de correo electr?nico que permite crear una serie de mensajes
multimedia para ser enviados cuando el usuario haya fallecido.

Para ello se necesita la ayuda
de una persona c?mplice que guarde la contrase?a (“keyholder”) encargada de enviar todos los mensajes almacenados. Una vez fallecido el usuario, el c?mplice
se encarga de introducir su clave y los mensajes comienzan a enviarse.
Por supuesto, este servicio debe ser contratado por el propio usuario antes
de fallecer.

Se pueden seleccionar diferentes
opciones, como la hora y fecha de env?o despu?s de la muerte. Tambi?n puede programarse, por ejemplo, para que el servicio env?e un mensaje de felicitaci?n en el cumplea?os
de los seres queridos del fallecido en el futuro.

Otra opci?n que ofrece el servicio es crear diferentes grupos de destinatarios para que los miembros de cada grupo reciban el mismo mensaje. De este modo, es posible crear mensajes especiales para familiares, hijos o compa?eros de trabajo. Los usos m?s simples se centran en enviar un mensaje p?stumo a los seres queridos con declaraciones de amor, confesiones, ?nimos e incluso informaci?n privada como contrase?as, p?lizas de seguro o cuentas bancarias. Este servicio tiene un coste de 19 euros al a?o.

The last email es
otro servicio similar a Post Expression que, por el mismo precio, tambi?n permite
almacenar hasta cinco Megabytes de archivos multimedia para ser reenviados
a los conocidos del fallecido. Asset Lock,
adem?s, se encarga de mantener un espacio virtual de hasta cinco Gigabytes donde almacenar documentos, archivos multimedia y correos electr?nicos p?stumos. Tiene un coste anual de 30 d?lares por un espacio de un Gigabyte y 80 d?lares
para cinco Gigabytes de espacio almacenado.


Por su parte, My last Email va
m?s all? del env?o de mensajes electr?nicos p?stumos y tambi?n ofrece la posibilidad de crear obituarios y memoriales “online” a los usuarios. Este servicio se encarga de facilitar una direcci?n de Internet especial donde los amigos y conocidos pueden depositar sus condolencias, ver sus fotograf?as y v?deos y leer sus ?ltimas palabras. Todo preparado por el usuario antes de morir. Adem?s, tambi?n se encarga de guardar informaci?n privada para ser reenviada a los familiares y amigos m?s
cercanos.

Por ANTONIO DELGADO
Fuente: www.consumer.es

 

Articulos relacionados:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Busqueda en el sitio
Advertisment ad adsense adlogger